Bienvenido a minushu, donde encontrarás personas, proyectos y relatos que hacen del mundo un lugar mejor.

El Nu Shu era un lenguaje exclusivamente femenino utilizado por las chinas para compartir su dolor y expresar apoyo y esperanza sobre el mundo en que vivían. Era un lenguaje bálsamo y liberador.

30 oct. 2009

Cuando jugábamos a gomas

A Leonore Skenazy la llamó un día la policía de Nueva York, su ciudad, porque no se creían que hubiera dejado ir solo a su hijo de nueve años por el metro. La consideraron un madre irresponsable por exponer a su hijo a ser secuestrado, robado, violado y no se sabe cuántas cosas más.

El miedo a todo lo que pueda pasarle a los hijos lleva a muchos padres norteamericanos (y de tantos sitios) a tenerlos permamentemente vigilados y controlados. No van solos a ningún sitio. No se confía en que sean capaces de ser autónomos y en que no todas las personas del mundo son malas.

Yo jugaba en la calle. Bajaba con mis gomas de saltar y me juntaba con las amigas para saltar con ellas. Siempre las llevaba en mi bolsillo. Me pasaba horas hasta que mi madre o mi abuela me pegaban un berrido desde el balcón para que subiera a comer.

Nunca tuve miedo de bajar a la calle ni de moverme sola por el mundo. Ahora veo esos niños que van de un sitio a otro programados y veo que fui muy privilegiada. Y, además, saltaba de narices.

2 comentarios:

Cesc dijo...

Realment eren altres temps. El carrer era una gran escola i et relacionaves amb la gent del barri, quan erem encara uns nat-buff. Gomes, futbol, palé... Quins temps aquells

Júlia Cutillas Ureba dijo...

I tant, ara és difícil veure nens jugant al carrer a les ciutats. Als pobles encara es veuen alguns grups, s'ho passen d'allò més bé i tenen millor cara que els nens que es queden a casa, els toca l'aire i el sol a la cara i això es nota. Jo també jugava al carrer!!!