Bienvenido a minushu, donde encontrarás personas, proyectos y relatos que hacen del mundo un lugar mejor.

El Nu Shu era un lenguaje exclusivamente femenino utilizado por las chinas para compartir su dolor y expresar apoyo y esperanza sobre el mundo en que vivían. Era un lenguaje bálsamo y liberador.

27 mar. 2007

Somos lo que fuimos y lo que no pudimos ser

"Todos tenemos en el fondo la misma tendencia, es decir, a irnos viendo en las diferentes etapas de nuestra vida como el resultado y el compendio de lo que nos ha ocurrido y de lo que hemos logrado y de los que hemos realizado, como si fuera tan sólo eso lo que conforma nuestra existencia. Y olbvidamos casi siempre que las vidas de las personas no son sólo eso: cada trayectoria se compone también de nuestras pérdidas y nuestros desperdicios, de nuestras omisiones y nuestros deseos incumplidos, de lo que una vez dejamos de lado o no elegimos o no alcanzamos, de las numerosas posibilidades que en su mayoría no llegaron a realizarse -todas menos una, a la postre-, de nuestras vacilaciones y nuestras ensoñaciones, de los proyectos frustados y los anhelos falsos o tibios, de los miedos que nos paralizaron, de lo que abandonamos o nos abandonó a nosotros. Las personas tal vez consistimos, en suma, tanto en lo que somos como en lo que no hemos sido, tanto en lo comprobable y cuantificable y recordable como en lo más incierto, indeciso y difuminado, quizá estamos hechos en igual medida de lo que fue y de lo que pudo ser."
Epílogo de Mañana en la batalla piensa en mí, de Javier Marías

13 mar. 2007

Cuando te toca la magia

El bailaor Israel Galván ha participado hoy en un encuentro digital con los lectores en El País. Hace unas semanas lo vi por primera vez. Trajo a Barcelona su espectáculo Arena. He de decir que me gusta la danza de cualquier tipo y salvo cualquier espectáculo si desprende algún instante de magia, un segundo de belleza o un atisbo de excelencia. Ya salgo feliz, porque la magia, la belleza y la excelencia son tan raras que una pequeña dosis ya es un regalo.

Por eso, ver un espectáculo de Israel Galván como el que yo vi el otro día te concilia con el mundo y con tus anhelos más privados, esos que te mantienen en una búsqueda permanente, en una perenne insatisfacción. Porque entiendes que lo que buscas es llegar a ser tan mágico, tan bello y tan excelente como él ni que sea un segundo de tu vida haciendo lo que sepas hacer mejor. Y en esa búsqueda muchos nos perdemos a ratos, nos desorientamos. Pero ves el flamenco de Galván y restituyes tu confianza. ¿Tendré el síndrome de Stendhal?

12 mar. 2007

Camino de la extinción

El calentamiento global se produce más rápido de lo imaginado en la más pesimista predicción. TVE emitió hace un tiempo el excelente documental "Camino de la extinción", en el marco de la serie "Voces contra la globalización". Internet ofrece la oportunidad de volver a verlo. Da auténtico pavor.