Bienvenido a minushu, donde encontrarás personas, proyectos y relatos que hacen del mundo un lugar mejor.

El Nu Shu era un lenguaje exclusivamente femenino utilizado por las chinas para compartir su dolor y expresar apoyo y esperanza sobre el mundo en que vivían. Era un lenguaje bálsamo y liberador.

30 dic. 2005

Al calor de la aceituna


La Comunidad de Madrid subvenciona hasta el 30% del coste de la instalación de calderas que utilizan la biomasa como fuente de energía. Ese porcentaje es más o menos lo que cuesta de más instalar este tipo de sistema de calefacción respecto de la de gas. La calefacción por biomasa quema huesos de aceituna o cáscaras de almendra para generar energía. Es limpia. No contamina. Este año se está consumiendo principalmente hueso de aceituna, porque la almendra está por las nubes.

28 dic. 2005

La esperanza aymara

La hoja de coca no era mala hasta que los blancos la etiquetaron así, y los recursos naturales no eran escasos hasta que los blancos se apropiaron de ellos. Otros pueblos, como los indios aborígenes de América, habían vivido siempre en equilibrio con el entorno. En un momento en que el capitalismo, la manera en que el hombre blanco se relaciona con el mundo, se evidencia insostenible y aniquilador, tal vez sea el turno de que la sabiduría de los pueblos arrinconados tome las riendas. Evo Morales, indio aymara, es un signo de ese cambio.

Por lo pronto, el respeto al medio ambiente, se refleja en su postura ante la gestión de los recursos naturales. Se evitó la privatización de Aguas del Illimani y se consiguió que las compañías que quieran explotar los hidrocarburos tuvieran que pagar importantes cifras en al Estado, explica Voltaire.

Más información sobre la cultura aymara en: Aymara.org y Aymaranet.org.

19 dic. 2005

Egologismo egoísta

Ecologismo y egoísmo no deberían rimar, porque son conceptos antitéticos. El ecologismo protege una naturaleza que no nos pertenece. No obstante, se puede ser cómodamente ecologista, defender el medio ambiente próximo y a la vez no querer cambiar los hábitos consumistas que, inevitablemente requieren el uso de recursos naturales lejanos, como el petróleo. Eso es lo que denuncia el excelente artículo de Peter Maass The Price of Oil en The New York Times.
"We demand clean beaches and untouched wildernesses at home but live in an energy-intensive fashion that leads other countries to sacrifice their waters and forests" (Pedimos playas blancas y naturaleza salvaje intacta en casa pero nuestro modo de vida de intenso consumo energético lleva a otros países a sacrificar sus mares y bosques)
Ojos que no ven, corazón que no siente. Por eso, la amenaza de extraer petróleo en reservas naturales tan próximas a los Estados Unidos, como Alaska, puede hacer entender a sus ciudadanos cuál es el coste real de la gran demanda de consumo de petróleo.

Documentales que interesa ver

¿Cómo contribuir a que el mundo no se estrelle? Ésa es una pregunta recurrente de las conciencias sobreinformadas. Unos pocos canalizan su capacidad y su solidaridad de manera natural, otros no sabemos qué utilidad tiene lo que mejor sabemos hacer. Como periodista, me cuestiono el interés y el impacto de mis palabras día sí y día también.

Los proyectos participativos son mi esperanza. Pero hasta ahora había visto más egolatría que cooperación en los contenidos ciudadanos. No es así con Media That Matters, que se propone la difusión de documentales sociales. Convocan un concurso anual desde hace cinco ediciones. En la última se presentaron más de 450 trabajos. En la web están disponibles los seleccionados. Si tienes un corto, te ayudarán a difundirlo.

13 dic. 2005

"Todos sobramos o sobraremos"

"La modernización compulsiva afianza el dominio de una minoría que decide la modernidad. Al imponer el cambio del sistema, esta minoría deja fuera a los que no encajan por demasiado viejos o demasiado jóvenes, o demasiado tontos o demasiado listos..." La lógica de la modernidad es generar desperdicios, asegura el sociólogo Zygmunt Bauman. Esta basura es de todo tipo, mineral, vegetal o animal, y entre ellas, las personas.

"Y así convierte todavía en más precario el equilibrio vital: a nuestro alrededor esa modernización espasmódica transforma todo en pasajero, en líquido. El medio ambiente forma parte de lo antiguo y destinado a desaparecer, a ser basura, y en la basura los humanos vivimos sujetos a relaciones sin garantías... Empezando por las laborales."

Y acabando por las sentimentales: "La noción de compromiso, que era el eje de la confianza mutua, se ha convertido en paleolítica, porque dificulta esa modernización compulsiva. Y esa falta de compromiso genera también en la pareja y en la familia personas redundantes: gente que sobra por doquier. Todos sobramos o algún día sobraremos."

La entrevista completa, en La Contra de La Vanguardia.

12 dic. 2005

¿Dará el agua para todos?


En la ciudad abierta de Marrakech, el turismo crece. La sombra de los hoteles se extienden por las avenidas de Mohamed V i Mohamed VI. Las urbanizaciones para extranjeros proliferan. Se planifican campos de golf. ¿Llegará el agua para tanto?

Fantasía en Marruecos

En el atardecer de Marrakech más de cien jinetes participan en una exhibición de monta y trabuco, vestigio de un tiempo sin estrés al que me he asomado durante una semana. Hasta el olor de la pólvora y el polvo de los cascos tienen efectos balsámicos. No hay riesgo de levitar; los disparos al final de la carrera te sacan del sueño de un sobresalto.