Bienvenido a minushu, donde encontrarás personas, proyectos y relatos que hacen del mundo un lugar mejor.

El Nu Shu era un lenguaje exclusivamente femenino utilizado por las chinas para compartir su dolor y expresar apoyo y esperanza sobre el mundo en que vivían. Era un lenguaje bálsamo y liberador.

29 ene. 2010

La espiritualidad desde el cerebro

Inteligente, profunda, científica y espiritual. Así es Jill Bolte Taylor y la magistral charla que dio en TED.

De la experiencia particular a la universal, de cómo convertir el dolor en un camino de aprendizaje tanto emocional como científico. De todo lo que somos, de lo que elegimos ser, de cómo desconocemos uno de nuestros hemisferios cerebrales, parte de nuestra esencia, y lo supeditamos a la tiranía del otro. De cómo aprender de ambos y equilibrarnos. De cómo hasta la ciencia y la investigación acabará demostrando que somos parte de la energía de las estrellas.

Un regalo.


21 ene. 2010

Cooperantes digitales en la búsqueda de haitianos

Ver los informativos de televisión sobre las consecuencias del terremoto en Haití aumenta la impotencia de cualquier espectador sensible.

¿Qué hago? Un donativo económico ayuda pero no te hacer sentir útil. A miles de kilómetros de la desesperación, la muerte y el hambre, ¿cómo echar una mano?

Hay la posibilidad de ayudar en la búsqueda a través de la red. Eso es lo que intenta una web como The extraordinaries, con la misión dedicada a Haití. En ella puedes comparar fotos de personas desaparecidas con imágenes que se van publicando en distintas fuentes. Si la ves en una de ellas, habrás aliviado la congoja de algún familiar.

Además, de la Haití en la web hay muchas otras maneras de ser solidario.

15 ene. 2010

Las claves del éxito en 3 minutos

Se puede decir en más tiempo, pero no mejor. La clave de lo que todos queremos, sentirnos triunfadores de nuestra vida:

5 ene. 2010

Fa vint anys que tinc vint anys


Fa vint anys que tinc vint anys. Me duele la garganta por una faringitis de caballo y una erupción cutánea dibuja líneas en mi cara. Pese a las maravillas de la madurez, que tanto se cantan, el paso a la cuarentena me ha sentado de pena. En unos días, la intoxicación por edad se me habrá pasado y entonces sabré cuál es el resultado. Ahora mismo, mi cuerpo está en plena mutación. Veremos qué sale de la crisálida, si una mariposa cuarentañera o un gusano cuarentón.