Bienvenido a minushu, donde encontrarás personas, proyectos y relatos que hacen del mundo un lugar mejor.

El Nu Shu era un lenguaje exclusivamente femenino utilizado por las chinas para compartir su dolor y expresar apoyo y esperanza sobre el mundo en que vivían. Era un lenguaje bálsamo y liberador.

26 sept. 2007

Epílogo de André Groz

El filósofo André Groz, quien fuera cofundador del semanario Le Nouvel Observateur ha muerto. Groz, de 84 años, se ha quitado la vida junto a su esposa Dorine. Ella padecía una enfermedad degenerativa. Hace sólo un año el filósofo publicó Lettre à D: Histoire d'un amour, una carta de amor de 75 páginas a su compañera durante 58 años. En el libro le confiesa:

Tu vas avoir quatre-vingt-deux ans. Tu as rapetissé de six centimètres, tu ne pèses que quarante-cinq kilos et tu es toujours belle, gracieuse et désirable. Cela fait cinquante-huit ans que nous vivons ensemble et je t'aime plus que jamais. Je porte de nouveau au creux de ma poitrine un vide dévorant que seule comble la chaleur de ton corps contre le mien.

Tras toda una vida de escribir ensayos filosóficos, de defender la ecología política, de batallar con las ideas, Groz lamentaba haber olvidado en sus libros a la persona sin la que no los hubiera escrito. Sin ella, ni más ideas, ni más vida.

13 sept. 2007

La vida o la obra

¿?
Se dice que quien consume intensamente la vida no tiene tiempo de contarla. En este país que es de los que más libros publican y más bloggers tiene, ¿vivimos sólo a medias o lo justo para narrarla?


10 sept. 2007

El 'star system' de YouTube

A los diez minutos de fama que cualquier persona podía tener en los medios tradicionales hay que sumar los minutos en Internet. La red ha generado un nuevo star system, quizá incluso más efímero. La gente de Internet ya tiene su homenaje. Por supuesto, en la red.

Vusi Mahlasela



Un pequeño regalo de Vusi Mahlasela, cantautor sudafricano.

5 sept. 2007

El feto y la madre, según Leonardo da Vinci

De los Cuadernos de Leonardo da Vinci:

"[La naturaleza] dispone el alma en el cuerpo que forma [el niño]; esto es, el alma de la madre, que primero construye en el vientre la forma del hombre y, en su debido momento, despierta el alma que lo habitará. Al principio permanece latente y bajo la tutela del alma de la madre, quien la nutre y la vivifica a través del cordón umbilical, con todas sus partes espirituales, y esto ocurre porque el ombligo está unido a la placenta y los cotiledones, a través de los que el niño está aunado a su madre. Esta es la razón por la que un deseo, un antojo, un susto o cualquier otro padecimiento mental en la madre influyen más en el niño que en la propia madre"