Bienvenido a minushu, donde encontrarás personas, proyectos y relatos que hacen del mundo un lugar mejor.

El Nu Shu era un lenguaje exclusivamente femenino utilizado por las chinas para compartir su dolor y expresar apoyo y esperanza sobre el mundo en que vivían. Era un lenguaje bálsamo y liberador.

28 mar. 2006

Matemos a Descartes

La culpa de nuestra infelicidad la tiene Descartes, que se emperró en convencernos de que sólo somos seres racionales. Su influencia nos limitó a sujetos pensantes, relegando la emoción y la imaginación a categorías secundarias. Con ello nos separó del mundo y eso nos ha separado de una parte de nuestro ser esencial. Porque Descartes estaba totalmente equivocado. Como asegura el neurobiólogo Antonio Damásio, "tomamos decisiones basándonos en emociones. Y sin emociones no podríamos comunicarnos".

Antes de Descartes alma y mente no estaban separados. "Éramos seres daimónicos", dice Patrick Harpur, escritor e historiador. "Los daimon, para los filósofos herméticos, eran seres que iban y venían de este mundo al otro mundo, seres a la vez materiales y espirituales, a la vez benéficos y maléficos". Seres imaginativos. La imaginación es "la capa más honda de la psique, esa capa psíquica en la que todos participamos y de la que brotan todos los mitos, todos los arquetipos... De la que todo procede: ¡la imaginación es la realidad, más real que lo que nuestro ego racional suele llamar realidad!". Matemos a Descartes ya.

2 comentarios:

Kahlo dijo...

Yo me apunto al asesinato, si puedo ayudar en algo ya saben :)
La imaginación es mi realidad preferida.

Eva dijo...

Gracias Kahlo. Sin duda, precisaré de tu ayuda y de mucha más para matarlo. Está en todas partes. Creo que con tu blog ya lo estás hiriendo de muerte...